excelencia

excelencia

jueves, 7 de mayo de 2015

Ganadores del Festival de Teatro Escolar Santiago 2015 .

Santiago, mayo.- El Festival de Teatro Escolar Santiago 2015, fiesta del arte que unifica el entusiasmo, entrega y energía de cada involucrado, terminó con la puesta en escena de las obras seleccionadas para presentarse en la sala Restauración del Gran Teatro del Cibao.

Fue una semana cargada de talento, esmero y brillantes resultados en escena donde cada institución educativa entregó lo mejor en sus proyectos artísticos. Los aprendizajes obtenidos en el proceso de más de siete meses de trabajo de entrenamiento especializado que contempla, talleres, encuentros artísticos , ensayos y asesoramientos al montaje para estudiantes y maestros. 

El Festival de Teatro Escolar es una iniciativa cultural, artística, educativa y formativa auspiciada por la  Oficina Senatorial de Santiago, encabezada por el actual senador Julio Cesar Valentín con la dirección técnica y artística de María Ligia Grullón y La 37 por las Tablas.

“Esta experiencia agrupa la mayor cantidad de estudiantes del país en torno a una actividad artística que convierte a Santiago en la capital del teatro. En nueve años hemos formado jóvenes, niños y niñas con el objetivo de tener adultos que puedan convivir en un país próspero, feliz y en paz, porque los países que no invierten en educación y cultura terminan arruinados, en conflicto, en guerra e irrespetándose.”, expresó Julio Cesar Valentín, senador de Santiago. 
Además María Ligia Grullón, directora técnica del programa educativo, enfatizó la importancia del arte y la cultura como motores del desarrollo de nuestra sociedad. Resaltó la importancia de asumir el teatro como una herramienta maravillosa  para trabajar los valores, el estímulo de la creatividad y el liderazgo para trasformar la vida de los jóvenes.

Los laureados en el Festival de Teatro Escolar 2015 fueron en Categoría Infantil; intérprete masculino, triple empate: de Yovanny Severino, Alexander Vásquez y Joeli Mena. Intérprete femenina de la categoría infantil: Valerin Linares. En la Categoría Juvenil  mejor actor masculino: Anthony Sosa y actriz femenina Julissa Delgado.

Más de 40 instituciones educativas  presentaron sus obras durante todo el Festival, llegando a la final 15 de ellas. Los premios fueron para: Categoría infantil: primer lugar colegio Quisqueya; segundo la escuela María Altagracia Franco;  tercero el Centro Educativo Salustina Bans Batista; cuarto el colegio La Zurza; quinto la escuela Juan Ovidio Paulino; sexto el colegio Nuestra Señora del Carmen; séptimo la escuela Reina Antier y el octavo lugar para la escuela Herminia Pérez.

En la categoría Juvenil el primer lugar para el Politécnico Profesor Ernesto Disla; el segundo   Juan Antonio Collado y el tercero un empate entre colegio La Salle y el Liceo Técnico Pastor Abajo. Además la cuarta posición para el Politécnico La Esperanza: la quinta para el Liceo Ana Antonia Grullón y la sexta para el colegio Padre Zegri.
Los encargados de evaluar las entregas teatrales de los participantes en la presente edición fueron los reconocidos artistas de las artes escénicas: Ernesto López, presidente del jurado; Liropeya Batista, Yisset Montero y Astrid Gómez. Fungieron como conductores de cada noche de hacer teatral Álvaro Cabral, Rosmery Pascual, del equipo coordinador del Festival.

Opiniones de participantes

Alexander Vásquez, de doce años, fue actor de la obra El Monte Fantástico y afirma que la experiencia del Festival le ha abierto muchas puertas porque se ha podido desarrollar en las artes escénicas.

Jeury Tavárez, de la escuela Juan Ovidio Paulino, escribió la obra a presentar por su escuela, bautizada como ¨La Familia de Poppy¨. Asegura que su experiencia fue increíble. ¨No fue simplemente actuar, sino escribir y darle vida a mis escritos, fue fantástico. Santiago es la ciudad del arte”, manifestó felizmente.

La maestra Dilcia Acosta Cabral  del Politécnico La Esperanza expresa que el festival es excelente, la experiencia es única, el teatro es libertad y permite que los que asisten pierdan miedo escénico, aprendan, convivan, trabajen en equipo y se empoderen del personaje hasta el punto de salirse de ellos mismo para entrarse al protagonista que interpretan. ¨Realmente el Festival es una iniciativa de crecimiento personal como académico. Esos jóvenes tienen que hacer actividades extras para representar a su centro¨, opina Dilcia, quien desea que la actividad  se celebre por muchos años más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario